Vacaciones en Mendoza: turismo al agua

Vacaciones en Mendoza

Vacaciones en Mendoza

El departamento mendocino de Rivadavia, ubicado al este de la provincia, parece creado especialmente para deslumbrar al turismo, con sus alucinantes paisajes que alternan entre el más áspero de los desiertos y la vegetación más exuberante y frondosa. En Mendoza, el turismo se ha visto sumamente beneficiado secundariamente por los numerosos embalses y diques construidos para hacer posible la agricultura en una zona árida e inhóspita. Los atractivos turísticos de Rivadavia son buena prueba de ello.

Vacaciones en Mendoza

El embalse El Carrizal surge como un verdadero oasis en medio del desierto de La Travesía. Verdadero milagro de vida que infunde un soplo de fertilidad a esas tierras áridas por naturaleza, ninguno de las plantaciones y viñedos que constituyen el orgullo y la prosperidad de la zona serían posibles sin su existencia. Como así tampoco ninguna de las modernas bodegas instaladas en los alrededores, y que reciben al turista con su variada y tentadora oferta de paseos, actividades al aire libre y degustaciones.

Aunque gran parte del turismo llega a la villa El Carrizal para practicar deportes o actividades acuáticas para sus vacaciones en Mendoza. Prueba de ello es que muchos desconocen incluso el verdadero nombre de la villa en la que se alojan, llamada en realidad San Isidro. Tal es la influencia de la imponente presencia del embalse El Carrizal en la zona.

Por el embalse circulan toda clase de vehículos acuáticos. El turista sólo tiene que elegir qué sensaciones quiere experimentar ese día, para optar, por ejemplo, por un paseo a toda velocidad en jet ski o moto de agua, o por relajarse a bordo de un velero. O tal vez, por qué no, divertirse a bordo de un catamarán con música bailable y catering incluidos.

El embalse ofrece todo tipo de opciones para relajarse y recargar energías. El ritmo de vida sosegado de su villa envuelve con su influjo bienhechor a los visitantes, y nada resulta más urgente o importante que dedicar plácidas tardes a la pesca, a nadar o a los paseos en familia, o serenas noches a contemplar la luna y las estrellas iluminando el dique.

Pero en Mendoza, el turismo siempre ofrece una propuesta más, y la zona del embalse El Carrizal no constituye una excepción. Quienes la visiten no sólo podrán disfrutar de actividades acuáticas. El agreste y delicioso paisaje que rodea el dique invita también a acampar bajo las estrellas o participar de cabalgatas, paseos, caminatas de montaña o circuitos de trekking. En resúmen disfrute de una de las más inolvidables Vacaciones en Mendoza junto a Kahuak!!

Esta entrada fue publicada en Vacaciones en Mendoza y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.